Solo un pasatiempo.

“Hoy voy a describirte el aspecto que tiene nuestra ciudad natal. El centro de Ludwigshafen ha quedado plano, y la Ludwigstrasse ha quedado convertida en un montón de ruinas: sólo queda en pie el Bürgerhaus. La Bismarckstrasse está calcinada. Schiller, Krak y Neidermann han muerto. Ludwig llegó ayer por la mañana de permiso, y esta noche ha tenido una experiencia terrible cuando la casa se ha visto en medio de un ataque con bombas incendiarias. Consiguió apagarlas, pero todo está ruinoso… El tiene terribles quemaduras en la mano izquierda. Los horrores se suceden. La semana pasada, les tocó el turno a Frankenthal y Oppau. Mannheim y Ludwigshafen son ciudades en agonía. Helene Kruck ya no aguanta más… ni siquiera tiene cama; así que me la voy a traer aquí para que, al menos, pueda descansar por la noche. Cada ataque es más terrible que el anterior: el pavor recorre cada una de las calles”.

“Armagedón. La derrota de Alemania, 1944-1945″ Max Hastings

Hay veces que me cuestiono mi gusto por la aviación militar de la segunda guerra mundial, los aviones y sus tripulaciones llevaron dolor y muerte a miles de personas; admiro estéticamente el avión o me llama la atención el valor, suerte o tenacidad del piloto, pocas veces pienso para lo que fueron construidos y usados, no creo alabar una ideología, creencia, sistema político solo por el hecho de armar un modelo a escala.

De hecho prefiero los aviones de los países perdedores de ese conflicto.

This entry was posted in Personal. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>